Mi mamá se encontró una foto mía trabajando en 1997. Fue un viernes. Ese día fui a hacer una reserva de visita guiada para mi colegio porque era el único que se movía por capital. No había gps. Caminé desde la recoleta hasta el centro cultural rojas porque no me quería gastar la plata del colectivo. Siempre fui un pijotero. Son como 30 cuadras. Esa noche trabajaba cerca de ahí en un cumpleaños de 15. Me gasté la plata del colectivo y lo que gané en la fiesta esa misma noche. A la vuelta, sobre avenida Corrientes, había una librería de saldos que estaba abierta toda la noche. Me compré dos volúmenes de cartas que Simone de Beavoire le escribió a Jean Paul Sartre mientras estaba prisionero en un campo. Son una patada en las pelotas. Todavía los tengo. El hit de la época era Laura no está, de Nek. Esa noche lo pasamos, mínimo, 5 veces.

Compartid!