Ayer a la noche era un re buen momento para que Cristina dijera “me mandé un montón de cagadas, es cierto, pero la monada morfaba seguido, llevaba a sus pibes a la plaza y cada tanto a un mc donals. Mucha de mi gente se la llevó en pala, pero a la clase media no le faltaba el gas ni el agua. Me hice la boluda con muchos derechos humanos pero a otros los instauré por primera vez en la historia.
Los historiadores juzgarán mis grises. Para ustedes ya está el veredicto.” Ahí se hubiese convertido en la política más importante en la historia del país.
Lástima, la dejó pasar.

Compartid!